Te Negro Casmir Chai Ver más grande

Té Negro Casmir Chai

Nuevo

Té negro con especias de la India: pimienta, canela, jengibre,  cardamomo, clavo. Las que se utilizan para la preparación del Yoggi Tea

 

Más detalles

Al comprar este producto puede obtener hasta 4 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 4 puntos de fidelidad que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,80 €.


2,23 €

Más información

El té verde, rojo y negro proviene de la misma planta. Sus diferencias provienen de sus procesos de elaboración.



El más conocido en occidente, el té negro es el que toman los ingleses con leche o limón, y es el que más cafeína contiene. Las variedades más conocidas son Earl Grey (combinación de tés negros perfumados con bergamota), Assam (oscuro y de sabor fuerte), Ceylan (muy aromático y de sabor afrutado) y Darjeeling (sabor delicado con mezcla de moscatel).



Elaboración:

Una vez recogidas las hojas se esparcen en bandejas o parrillas para que se ablanden y se sequen durante de 18 a 24 horas. En esta fase pierden más de un tercio de su humedad y casi la mitad de su peso. A continuación se enrollan y se retuercen para romper las paredes celulares y acelerar la oxidación.

 

La fermentación hace que determinados componentes naturales de las hojas, llamados catequinas, se transformen en elementos más complejos denominados teorubígenos y teoflavinas, que son los que dan al té negro su color, aroma y sabor característicos. En su fase final, las hojas se pasan por el fuego para detener su fermentación y reducir su grado de humedad. El grado de fermentación tiene mucho que ver con el sabor del té; si no dura lo suficiente será más fuerte y amargo, y si se prolonga mucho tiempo será menos astringente pero con un sabor más dulce y suave.



Sus principales propiedades:

- Evita que las células normales se vuelvan cancerosas, suprimiendo la formación y el crecimiento de tumores.

- Previene el desarrollo de los radicales libres, que pueden desencadenar el cáncer, las enfermedades cardiacas, la diabetes, el daño causado por radiación y el envejecimiento.

- Refuerza el sistema inmunitario.

- Controla los niveles de colesterol.

- Reduce el riesgo de sufrir accidentes vasculares cerebrales haciendo que las plaquetas no sean tan viscosas.

- Controla los niveles de presión sanguínea.

- Mantiene moderados los niveles de azúcar.

- Combate las bacterias mortales de los alimentos.

- Refuerza las bacterias buenas de los intestinos, potenciando la regularidad intestinal.

- Lucha contra los virus, incluyendo los que provocan el herpes simple, la polio e incluso el VIH.

- Reduce el riesgo de ataques epilépticos postraumáticos.

- Ayuda a perder peso bloqueando la ruptura de las féculas.

- Proporciona un suave efecto estimulante sin provocar insomnio o nerviosismo.

- Lucha contra las bacterias bucales que crean caries y mal aliento.

- Retrasa el proceso de envejecimiento.

- Mantiene el equilibrio de los fluidos corporales.

- Reduce el estrés.

- Actúa como un conservante natural, eficaz y seguro en los alimentos y cosméticos.